Frente Nacional por la Familia presionará para vetar la Ley de Infancias Trans en BCS

El Frente Nacional por la Familia busca presionar al gobierno del estado para que vete la Ley de Infancias Trans en BCS
0
685
Padres de familia de BCS

En medio de un intenso debate sobre los derechos de las personas trans, el Frente Nacional por la Familia buscará presionar al Gobierno del estado de Baja California Sur que vete la recientemente aprobada Ley de Infancias Trans.

Esta ley, que busca garantizar los derechos y protección de los niños y niñas transgénero en el estado, ha generado controversia en la sociedad. El movimiento que se autodenomina defensor de los derechos de la familia tradicional argumenta que la ley es una amenaza a los valores familiares y religiosos, y que va en contra de la naturaleza biológica y moral de las personas.

Entérate: Frente Nacional por la Familia en BCS convoca a manifestación contra Ley de Infancias Trans

El asesor legal del frente por la familia, Arturo Rubio Ruiz, declaró que en este tema se debe buscar un mecanismo de seguridad para que en el acta de nacimiento o cualquier otro documento oficial se incluya la identidad de género donde se reconozca a la persona sin necesidad de cambiar el sexo o el nombre.

“Apelaremos para prohibir que se cambie el sexo a capricho y voluntad de quien solo quiera tener reconocida su identidad de género. Esto ya ha provocado grandes fraudes, suplantación, duplicidad de personalidad, fraudes y delitos que tienen que ver con la identidad de las personas tanto en Europa como en Estados Unidos”.

El Frente Nacional por la Familia se manifestará el martes 2 de julio en la explanada del Gobierno del Estado, buscando presionar al gobernador, Víctor Castro Cosío, para que dé revés a la ley y la vete por completo. Después de entregarle un oficio al mandatario estatal, buscarán reunir firmas ciudadanas para elaborar otro de mayor peso que se oponga a la aprobación de la Ley de Infancias Trans.

Arturo Rubio agregó que esta ley aprobada en el Congreso del Estado es mal llamada “de infancias trans”. Dijo que en tema legal un menor de edad no se encuentra preparado ni psicológica ni físicamente para determinar un cambio de identidad, mucho menos sin el consentimiento de sus padres o tutores.

“No existe el concepto de niñez trans, la transexualidad solo es ideológica, y solo es operativa en el ámbito en el cual hay una decisión respetable. Los menores de edad no tienen la madurez psicoemocional para tomar una decisión tan grande. No pueden comprar alcohol, no pueden votar, no pueden obtener una licencia de manejo, no pueden hacer operaciones financieras, ¿pero si van a poder cambiar su identidad y poner en riesgo su propia identidad?”.

Por otro lado, defensores de los derechos de las personas transgéneros difirieron con los protestantes expresándose en redes sociales sobre que esta ley es un importante avance en la protección de los derechos de niños y niñas transgénero que muchas veces enfrentan discriminación y falta de apoyo en su entorno.

Explican que negarles el derecho a vivir acorde a su identidad de género puede tener consecuencias negativas para su salud mental y bienestar. De esta manera, el Gobierno del Estado se encuentra en una disyuntiva ante la presión de ambos lados de la controversia. Deberá tomar una decisión que considere los derechos de todas las personas involucradas y que busque un equilibrio entre los valores y creencias de la sociedad.

La discusión en torno a la Ley de Infancias Trans en Baja California Sur refleja los retos que enfrenta la sociedad actual en cuanto a la inclusión y respeto hacia la diversidad de identidades de género. Es fundamental que este debate se lleve a cabo de manera respetuosa y se busquen soluciones que garanticen los derechos de todas las personas, sin importar su identidad de género.

EU

Imberth Rondero