¿Está permitido nadar junto a las orcas en BCS? Aquí los detalles

Ante el reciente avistamiento de 20 orcas en el mar de BCS, te contamos si está permitido nadar o convivir junto a ellas. ¡Toma nota!
0
3841
Orcas en BCS

Las maravillas que nos presenta la naturaleza no siempre están diseñadas para convivir de forma cercana con los humanos, pues existen limitaciones que deben respetarse para existir en armonía con la diversidad de especies que habitan el planeta Tierra.

Y es que luego del reciente avistamiento de un grupo de 20 ejemplares de orcas en Baja California Sur, surgió el cuestionamiento tanto de turistas como de locales por conocer si está permitido nadar junto a ellas o si, en todo caso, podría representar algún riesgo.

LEER MÁS: Orcas llegan a Baja California Sur, grupos de hasta 20 sorprenden a turistas

A lo anterior se suma que hace algunos meses, creadores de contenido compartieron su experiencia de buceo junto a las también llamadas “ballenas asesinas”, recorrido que realizaron en la comunidad de La Ventana, ubicada a 46 km al sur de la entidad.

Sin embargo, los especialistas realizaron un llamado de atención a la población en general para visibilizar esta problemática, de la cual, argumentan que pone en riesgo tanto a los cetáceos como a las personas. 

Incluso, Francisco Gómez, director ejecutivo del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, indicó que pese a que ciertos prestadores de servicios turísticos ofrecen dicha “experiencia”, la realidad es que no están regulados ni cuentan con autorización oficial:

“Ofrecen viajes, pero que no se dejen engañar ni locales, ni turistas ni los mismos prestadores de servicios turísticos, nadie tiene permiso o autorización para estar haciendo el nado con orcas como una explotación de ese tipo de carácter turístico, no está regulado, no está reglamentado por la Semarnat”, añadió.

¿Por qué no es peligroso nadar con orcas en Baja California Sur?

De acuerdo con la información compartida, lo que permite la realización de actividades con ejemplares marinos son las regulaciones y la normatividad, por ejemplo, en el caso del avistamiento de ballenas y cachalotes en BCS, sí existe un plan de manejo que garantiza la seguridad de todos los participantes, mientras que para la observación y nado con orcas no lo hay:

“Eso se llama acoso, hay que también tener en cuenta que estos organismos se comunican casi como nosotros a través del sonido que son chasquidos, la presencia de embarcaciones con motores a todo lo que da es una contaminación acústica bastante sensible, el sonido viaja de tres a cuatro veces más amplificado en el medio acuático que en superficie”, comentaron.

Además, Gómez precisó que la presencia de humanos no regulada en su entorno puede llegar a causarles situaciones de estrés, lo que resultaría en un ataque a los visitantes a manera de defensa: 

“Las estamos poniendo en situación de estrés y también por no tener conocimiento del comportamiento de estos organismos, hacen un gran esfuerzo porque viajan demasiados kilómetros para distribuirse, vienen cansadas, con hambre y les estamos espantando las presas, pueden reaccionar negativamente contra el ser humano”, dijo.

Finalmente, los especialistas extendieron una invitación a la ciudadanía para no contratar servicios de los prestadores en torno a las orcas en Baja California Sur, pues las actividades no reguladas ponen en riesgo a la vida marina, así como a la humana.

Dulce Cruz
EtiquetasLoretoOrcas